Volatilidad

Volatilidad

La volatilidad es uno de los indicadores más utilizados para describir la situación de los activos financieros.

 

Conceptos

 

¿Qué es la volatilidad?

La volatilidad es la variabilidad de la rentabilidad de una acción respecto a su media en un periodo de tiempo determinado. Cuando esa volatilidad se compara con la volatilidad del mercado se le denomina beta (β).

La renta variable no tiene vencimiento y su rendimiento no es conocido de antemano, ya que sólo es posible desinvertir vendiendo el activo.

 

Riesgos relevantes relativos a la v

 

A)Riesgo del emisor

Probabilidad que la compañía emisora de las acciones entre en un proceso de quiebra y liquidación.
Podemos descomponer este riesgo en riesgos del emisor internos y riesgos del emisor externos.

Riesgos internos: De dirección estratégica, de producción y management.
Riesgos externos: Del entorno económico, del sector y de las condiciones geopolíticas.

 

B)Riesgo de liquidez.

Es el riesgo de no poder desinvertir en cualquier momento sin sacrificar variable precio. La ·volatilidad es una forma de medir este riesgo de consumir precio. s

La volatilidad de una acción coincide con la desviación estándar de sus rentabilidades continuas respecto de la media. La desviación estándar es una variable estadística que, en este caso, mide el grado de dispersión de la rentabilidad diaria respecto a la rentabilidad promedio en ese periodo.

En definitiva, podemos hallar la volatilidad histórica de una acción, pero debemos tener en cuenta que no podemos inferir por ello que en el futuro será exactamente la misma….pero es una ayuda. La volatilidad futura de una acción es por definición desconocida, el cálculo de la volatilidad histórica nos ayuda a realizar una estimación sobre ella.

 

Tipos de Volatilidad

Tipo de volatilidad 1: Volatilidad histórica

Es la variabilidad de la rentabilidad de un activo financiero en un periodo de tiempo respecto a la rentabilidad promedio en ese periodo.

Tipo de volatilidad 2: La volatilidad implícita

Es la estimación futura de la volatilidad de un determinado producto financiero. Se calcula a partir del precio de los activos en el momento actual. Habitualmente es conocida como la volatilidad del mercado.

Por lo tanto, la volatilidad implícita será el porcentaje de la volatilidad implícito en el precio cotizado del activo cuando el resto de factores que intervienen en el cálculo son conocidos.

Estos factores que intervienen en el cálculo de la volatilidad implícita son:

-Tiempo de vencimiento, tipo de interés, precio de ejercicio, precio del subyacente, dividendos, precio de ejercicio.

Esta volatilidad enseña las expectativas futuras de la volatilidad percibida por el mercado.  El indicador más habitual que se utiliza para medir la volatilidad es el indicador VIX.

 

Tipo de volatilidad 3: La volatilidad estocástica

Esta volatilidad sucede cuando la la volatilidad de diferentes activos cambia inciertamente al transcurrir el tiempo. La estimación de la volatilidad estocástica emplea modelos de heterocedasticidad condicional autorregresiva y/o modelos de volatilidad estocástica.

Tipo de volatilidad 4: La volatilidad determinista

Ausencia de cambios en la volatilidad y/o ningún tipo de error de medida en caso de que se produzcan un cambio en la volatilidad. La estimación de la volatilidad determinista utiliza principalmente la desviación típica de los datos estadísticos que forman la serie a analizar.

 

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *