Posiciones Cortas CFDs

Posiciones cortas en CFD’s.

En esta entrada hablaremos de los CFDs , conocidos como contratos por diferencias, y las posibilidades que ofrecen para generar altas rentabilidades este tipo de activos. Economia financiera y finanzas para todos los públicos: Iniciar una posición corta es lo que comunmente se conoce como operar a la baja. Esto significa que el objetivo para sacar rentabilidad positiva a la operación de un modo simple es vender caro (algo que no necesariamente tenemos) para recomprar  más barato después.

 

                         Contenido

 

Qué son los CFDs

Los CFDs son derivados financieros complejos y que no se recomiendan a gente que no tenga unos amplios conocimientos financieros y que tenga muy claro con qué tipo de producto está tratando. Operar a la baja o ponerse bajista significa lo mismo. El objetivo de operar a la baja es aprovechar las bajadas de un producto financiero cotizado en los mercados financieros para ganar dinero y generar rentabilidad positiva.

Implicaciones de las Posiciones Cortas

¿Por qué operar a la baja?

Hay gente que sólo se encuentra cómoda operando en el lado comprador del mercado. Desgraciadamente, no siempre es posible ganar dinero al alza en épocas de crisis o de recesión financiera globalizada. Si todo baja, iniciar una posición larga es la mejor manera de perder dinero. Por tanto, en crisis financieras y en momentos de recesión, las posiciones bajistas son una manera efectiva de batir a la inflacción y no perder poder adquisitivo generando rentabilidad en los mercados financieros.

Cobra vital relevancia el tener claro que operar a la baja tiene una rentabilidad máxima capada (sólo puede perder el 100% de lo que vale, y en realidad, deberías cerrar la posición antes de que llegue a cero, por lo que podríamos estimar una rentabilidad máxima genérica del 90% para tener cierto margen) y una pérdida potencial ilimitada ( el precio de la acción puede subir ilimitadamente y no está sujeto a limites, podría subir un 400%)

 

Vender acciones sin poseerlas

Abrir una posición corta en un CFD implica vender algo de lo que no necesariamente se dispone. A diferencia de las posiciones compradoras, en la que adquieres un activo para venderlo después, aquí se invierte el proceso: primero se vende y después se compra.

Para vender algo que no tienes, primero, deberás ejecutar la orden de venta al precio que estimes oportuno. Después, se te prestarán acciones del producto cotizado para que puedas venderlo… y finalmente recomprarás posteriormente dichas acciones. Es decir, es una forma de préstamo por parte del broker con obligación de recompra por tu parte a posteriori. Por dicho préstamo, generalmente, deberás pagar unos intereses mínimos.

Básicamente es invertir el proceso de compra tradicional. Podrás calcular fácilmente el resultado de la operación restando al precio de venta el precio al que recompras las acciones ( Precio Inicial – Precio Final) En una operación de compra tradicional es al revés, Precio Final – Precio de Compra

 

Ejemplos

Iniciamos una posición corta en CFDs en Telefónica. Hoy, cotiza a un precio de 13€ por acción. Iniciamos una posición corta consistente en 100 acciones CFDS de Telefónica día 13 de Enero. Pasa un mes, y las acciones cotizan a 10€ por accion. Cerramos la posicion en Telefónica. El resultado de la operación es de una ganancia de 3€ por accion, que de un lote de 100 acciones, equivaldría a una ganancia bruta de 300€.

Iniciamos una posicion corta en CFDs en Inditex. Hoy cotiza a 20€ por acción. Iniciamos una posición corta consistente en 100 acciones CFDS en Inditex día 13 de Enero. pasa un mes, y las acciones cotizan a 23€ por accion. Cerramos la posición en Inditex. el resultado de la operación es una pérdida de 3€ por acción, que de un lote de 100 acciones, equivaldría a una pérdida bruta de 300€.

Elementos a destacar de los CFDS.

Ya hemos explicado la operativa básica con CFDs.

No obstante, la ventaja de los CFDS es que no es necesario desembolsar íntegramente el importe con el que queremos operar y únicamente deberemos depositar una garantía que dependerá de un porcentaje de la posición que queramos iniciar. Dependiendo del broker y del horizonte temporal de inversión, estas garantías podrán ser variables 2-5% del valor total de la operación. Además, éstas se recalculan diariamente al cierre de la sesión bursátil.

Desde Divulgación Financiera te recomendamos que te informes de las condiciones del broker con el que operas.

Conclusiones

Iniciar una posición corta en CFDS (contratos por diferencias) es lo que habitualmente se conoce como operar a la baja. Ésta operativa tiene sentido en mercados y empresas bajistas y es especialmente útil en momentos de recesión y crisis de la economía. El objetivo es explicar economia para todos los públicos y finanzas para que todos puedan generar una rentabilidad positiva aprovechandose de las bajadas en la cotización, vendiendo caro (algo que no necesariamente tenemos) para recomprar más barato después.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *