Interes Compuesto

El interés compuesto.

Interés es un concepto que proviene del latín interesse . En su aceptación económica se refiere a la ganancia, el valor, el provecho o la utilidad de algo.

Contenido

 

¿Qué es el interés compuesto?

 

El interés compuesto representa el costo del dinero , beneficio o utilidad de un capital inicial (C) o principal a una tasa de interés (i) durante un período (t) , en el cual los intereses que se obtienen al final de cada período de inversión no se retiran sino que se reinvierten o añaden al capital inicial; es decir, se capitalizan , produciendo un capital final (C f )

 

Interés compuesto vs interés simple

En la práctica, el interés aparece como un índice expresado en porcentaje.

El interés, por lo tanto, señala cuánto dinero se obtiene o hay que pagar en un determinado periodo de tiempo.

Ejemplo: Un crédito de 10.000 dólares con un interés anual del 10% implica que la persona deberá devolver, cumplido dicho plazo, 11.000 dólares. De igual forma, un plazo fijo de 5.000 euros al año, con un interés anual del 5%, arrojará un beneficio de 250 euros.

En cambio, con un interés simple, los intereses producidos por el capital principal en un cierto periodo no se acumulan para generar los intereses que corresponden al siguiente periodo.

Por lo tanto, a diferencia del interés compuesto, el interés simple que produce el capital invertido será igual en todos los periodos mientras dure la inversión y la tasa y el plazo se mantengan sin variación.

 

El efecto multiplicador del dinero

 

Esto corresponde al efecto provocado por las ganancias generadas de la reinversión de beneficios.

Si invertimos 2000€ al 10% anual y cobramos los intereses anualmente, al cabo de dos años no dispondremos únicamente de 2400, si no de 2420. ¿Por qué?

Porque al finalizar el primer año acumularemos un capital total de 2200 que reinvertido al 10% nos da un resultado final de 2420.

Por tanto, no se trata de multiplicar el capital una y otra vez.

Se trata de multiplicar el capital actual derivado del capital inicial (C) por cada uno de los intereses de cada período.

Tal que así:
C1 = C * (1 + i)
C2 = C1 * (1 + i) = C * (1 + i) * (1 + i) = C * (1 + i)^2

Cn = C * (1 + i)^n

 

Conclusión

A la hora de valorar el efecto del interés compuesto es imprescindible tener en cuenta su efecto multiplicador del dinero.

Por este motivo, los plazos de cobro del interés compuesto pueden modificar la rentabilidad total. Es más rentable un depósito al 19% mensual que uno al 20% anual, ya que con el primero, vamos recibiendo las rentas mensualmente y el efecto multiplicador del dinero acaba siendo superior.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *